Vive la experiencia relajante con los masajes tantra

Hay una regla que casi siempre funciona cuando hablamos de masajes, y es que cuanto más tiempo dura, más profunda, puede llegar a ser la relajación. Esta es una regla básica, especialmente cuando es la primera vez que recibimos masajes tantra en Barcelona.

Los expertos recomiendan que debemos recibir el masaje por 2 horas. Esto puede parecer mucho tiempo, pero podemos estar seguros, que el tiempo desaparece cuando estamos ante este masaje.

Vivir la experiencia de los masajes tantra en Barcelona

Para la primera parte del masaje, es recomendable utilizar alrededor de un tercio del tiempo donde nos encontramos ligeramente vestidos, aunque el total de la ropa se va retirando durante el ritual de masaje. Luego, durante la mayor parte del masaje estaremos desvestidos para que pueda existir un mejor contacto del cuerpo.

El masaje tantra combina una variedad de técnicas de masaje establecidos de una manera creativa e integradora. El deseo sexual y el deseo del corazón se juntan y se fortalece el sentimiento de autoestima sexual. Durante un masaje tantra lo que se busca es emprender un viaje para explorar todo el cuerpo, tocar y dar variedad, la activación y la sensibilización de todos sus sentidos

El masaje sigue una secuencia específica, que permite a cada practicante del masaje construir sus propias variaciones individuales.

Un masaje ayuda a que nuestra energía fluya de nuevo por la alternancia de fases activas como lo es por medio del amasamiento, vibración y sacudidas de las partes individuales del cuerpo y tirar y suavizando las energías. Esto puede ser profundamente relajante.

El aceite caliente se utiliza para la mayoría de los masajes tantra, tanto cuando se está acostado tanto en la parte delantera y en la espalda. Además, hay elementos muy suaves en nuestro masaje en el que se llevan a cabo una selección de diferentes sensaciones, tales como plumas u otro tipo de elementos.

El área genital se incluye de forma natural en el masaje tantra. En todo momento permanecemos en control total de detener a la persona o parar si nos sentimos un poco molestos o incómodos.

La energía sexual se distribuye por todo el cuerpo. No hay una meta que alcanzar. Lo mejor que podemos hacer es permitir adentrarnos en un viaje en el que sabemos que vamos a experimentar algo increíble.

Un encuentro entre el hombre tántrico (Shiva) y la mujer (Shakti) es una reunión de iguales. Esto también se aplica a los encuentros entre dos mujeres o dos hombres. Así que debido a que la persona que recibe el masaje está desnuda, la persona que da el masaje también lo está. No hay nada que ocultar cuando dos personas se conocen entre sí en la belleza natural que reside dentro de cada uno. Estar desnudos nos abre al ser tocados. Estamos libres de vergüenza pero si llenos de libertad para conocer mejor nuestro cuerpo. Es importante saber que es la mejor forma de relajarnos pero también de aprender a reconocer nuestro cuerpo y las zonas erógenas que posee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *