Protocolo para unas vacaciones en la playa

vacaciones en la playaA la hora de tener unas vacaciones en la playa lo ideal es seguir un protocolo muy sencillo que no único que nos exige es hacer uso de nuestro sentido común y también de nuestra conciencia ecológica.

Sin importar si vas a una playa tradicional o a una playa nudista no dejes de conocer este protocolo y hacer uso de él.

Etiqueta para unas buenas vacaciones en la playa

  • El primer lineamiento de esta etiqueta recomienda buscar aquellas playas que no sean tan visitadas o concurridas. Para lograrlo en vacaciones se ha de ceder un poco y por ello se debe ceder a no ir en fechas neurálgicas o en horas pico. Así mismo, lo ideal es buscar opciones que sean de difícil acceso. Llegar a estas playas requiere de esfuerzo pero al estar allí se podrá disfrutar de un paraíso natural. Las caminatas largas y los viajes más o menos extensos en estos casos vale la pena.
  • Las nonas de urbanidad en la playa son básicas y si bien no están escritas pues no son difíciles de deducir. Lo indicado es evitar los juegos de pelota o con elementos que puedan molestar o herir a los demás visitantes. Tampoco se ha de poner música a todo sonido y mucho menos realizar celebraciones o fiestas en zonas públicas, más aún si se encuentran restringidas.
  • Una recomendación actual de este protocolo para unas vacaciones en la playa es hacer uso de la tecnología para saber si hay buen tiempo para ir a la playa o para enterarse de la presencia de medusas, de los vientos, etc.
  • Ahora, si el viaje es a una playa nudista el protocolo nos trae normas muy  claras. Por ejemplo, cuando se esté frente a otro en la plata lo ideal es mirar la cara y los pies de las personas y no centrarse en su parte media, sobre todo si no se quiere ser tomado como un pervertido o pervertida. También, es conveniente evitar las manifestaciones de afecto exageradas y tampoco es indicado tener posturas radas. En el caso de que la playa sea muy concurrida no deberían tomarse fotos, aunque estas sean selfies.
  • El protocolo nos dice que si estamos de vacaciones en la playa con nuestra mascota es necesario que tengamos en cuenta las leyes que rigen en el lugar. Cumplir con los horarios establecidos, si los hay, es fundamental así como también ha de vigilarse cuando los perritos decidan irse a bañar. Además, es esencial llevar el carne del perro, su cartilla de vacunas así como una sombrilla, bebedero, las bolsas para recoger sus necesidades así como su alimento. Claramente, todo ha de quedar limpio después de la visita.
  • Finalmente, el protocolo no puede estar completo sin hablar un poco de la conciencia ecológica que se ha de aplicar. Las buenas prácticas en la plata nos dicen que no debemos llevar botellas de vidrio, ya que se pueden romper y ser muy peligrosas. Además, al llevar alimentos, fumar, llevar bebidas, etc, se ha de recoger todo y desechar en las canecas cercanas. Si no hay, pues sencillamente se ha de recoger todo y llevarlas hasta casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *