La historia de Jan

Esta es una historia que ha hecho llorar a muchos, aunque a muchos otros no les ha agradado para nada, pero si no la has visto y para que sepas un poco de lo que estamos hablando te vamos a contar un poco de que trata.

Película La historia de Jan

Bernardo Moll graba a su hijo Jan, nacido en el 2009 y quien tiene síndrome de Down, durante todos sus años desde su nacimiento. Sus padres Bernardo y Mónica muestran como es esta historia de superación diaria y siempre con una sonrisa y mucha esperanza a la hora de luchar por su pequeño Jan.Jan en el sofá

Esta historia comienza a través de un blog que creó el padre del chico, donde durante los años él va expresando los miedos y las alegrías que Jan le dan a su vida.

Esta es una película documental que fue financiada por crowdfounding, es sencilla y muy humana, una película donde seremos testigo de los primeros pasos de Jan, las primeras palabras y donde podremos ver los obstáculos que se le presentan en su camino y la alegría que da a sus padres con cada triunfo.

Cada triunfo del pequeño se convierte en uno de los tres. Podemos acompañar a Jan al colegio, a las sesiones de rehabilitación y a sus fiestas de cumpleaños. Como tal, esta película es el resultado de su blog y de las grabaciones que se realizaron durante 6 años.

La historia de Jan, un niño con síndrome de Down

Los vídeos que se van mostrando en la película muestran la evolución de Jan desde su acto más simple hasta los graves temas de salud, mostrando desde que el niño puede coger la cuchara y comer solo, hasta una Nochevieja que pasan en el hospital con el pequeño.

Esta película no busca la compasión del espectador, ya que Bernardo y su esposa en todo momento muestran al mundo que a pesar de lo difícil que puede ser y el esfuerzo y tiempo extra que hay que darle a un niño con síndrome de Down, la alegría también va a ser inmensa.Portada de la película

Esta historia no solo habla de la evolución de Jan, también habla de sus padres, que se convirtieron en luchadores muy valientes y aunque en un principio estaban muy asustados y apenados al enterarse del síndrome, poco a poco aprenden que no es ningún obstáculo para ser feliz, sino es todo lo contrario a esto.

Para ellos, Jan es una bendición, una constante sensación de orgullo. Este es un documental sencillo y muy sincero, en el que vamos a ver como estos valientes padres pasan por miedos y por un duro proceso de adaptación, siendo esta una bella historia que puede ayudar a los padres que estén en una situación similar y que pretendan mostrar solo los logros  dejando a un lado los momentos de tristeza y de dudas, reflejando lo malo y lo bueno y poniendo mucho énfasis en lo positivo ya que es lo que al final abunda.

Esta película fue dirigida y producida por Bernardo Moll, quien es el padre de Jan. Es una buena película y está recomendada para todas las personas, especialmente para aquellos que son padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *